“Presentan ‘Nuestros Talleres’, innovador centro dedicado al rescate y promoción de la artesanía dulcera y chocolatera de Jalisco y México en Tlaquepaque”

“Presentan ‘Nuestros Talleres’, innovador centro dedicado al rescate y promoción

de la artesanía dulcera y chocolatera de Jalisco y México en Tlaquepaque”

 

  • Con la apertura de Nuestros Talleres se contará con un nuevo punto turístico, cultural y gastronómico en Tlaquepaque, Pueblo Mágico.
  • El objetivo es promover la tradición dulcera y chocolatera mexicana a través de talleres para niños, jóvenes y adultos, mexicanos y extranjeros.
  • Se ofrecerán recorridos por los talleres, la oportunidad de participar en la elaboración de dulces, cajeta y chocolate, y de adquirir más de 600 productos artesanales y gourmet en la tienda de souvenirs.

Tlaquepaque, Jalisco, México.- A partir del 21 de noviembre de 2018, Tlaquepaque contará con un innovador concepto dedicado al rescate y promoción de la artesanía dulcera y chocolatera de Jalisco y México, Nuestros Talleres, donde personas de todas las edades podrán participar en la elaboración artesanal de dulces, cajetas y chocolates tradicionales; valorar la tradición de nuestros ancestros e impulsar la dulcería hecha en México.

 

Este novedoso centro de la cultura gastronómica de Tlaquepaque está instalado en una casa, con 150 años de antigüedad, que fue restaurada y acondicionada para esta finalidad, ubicada a una cuadra de El Parián, en el corazón del hoy nombrado Pueblo Mágico.

 

En conferencia de prensa, se informó que el proyecto surgió de la necesidad de don Luis del Hoyo Sánchez Castellanos y de su esposa Connie González Rubio de rescatar, preservar y promover las recetas, técnicas y sabores que forman parte de nuestra identidad como mexicanos y que se han estado perdiendo, así como dignificar los oficios y profesiones relacionadas con la dulcería y chocolatería artesanales en nuestro país.

“Nos sentimos muy emocionados de compartirles este sueño que nos llevó varios años y que hoy, es una realidad: el abrirle al público las puertas de Nuestros Talleres para que puedan conocer el proceso de elaboración de los dulces tradicionales, del rompope, los chocolates artesanales y la cajeta de Sayula. Queremos que los niños, los jóvenes, las nuevas generaciones descubran y valoren el trabajo que implica elaborar cada uno de los más de 600 diferentes dulces artesanales que tenemos”, expresó don Luis del Hoyo, fundador de Nuestros Dulces, empresa que ostenta el récord Guinness por “Contar con la Variedad más Grande de Tequilas 100% de Agave Disponibles Comercialmente”, avalado por el Consejo Regulador del Tequila.

 

Para lograr su objetivo, don Luis del Hoyo invitó a ser parte de Nuestros Talleres a dos empresas dulceras más, con las que coincide en su misión de generar productos artesanales de alta calidad y de ofrecer un excelente servicio al cliente: Cajetas Lugo y Sayula Etiqueta Naranja y Cristina Taylor Chocolatería Artesanal. Cada una cuenta con un área definida dentro de las instalaciones para confeccionar sus propios productos, dirigida y operada de manera directa.

“Con esta casa de dulceros tratamos de rescatar la tradición de la gastronomía mexicana de los postres y los bocados dulces, por eso estamos dispuestos, además, de recibir a cualquier dulcero o artesano del dulce que desee venir a dar una demostración o un taller para compartir su técnica. La idea es promover nuestra cultura gastronómica, que los niños sepan que el cacao es de México, que se tuesta y que con él se prepara el chocolate, no que viene de la tienda o de Suiza”, añadió el también presidente del comité de Tlaquepaque Pueblo Mágico.

 

El recinto que alberga Nuestros Talleres destaca por sus detalles arquitectónicos característicos de la región y que fueron sugeridos por el reconocido arquitecto Julio César Chávez. De ahí, la decisión de revestir los pisos con coloridos mosaicos de cemento, cubrir las columnas con cantera y colocar puertas de madera, con ventanas con postigos, por mencionar algunos.

 

“En esta casa respetamos sus techos y paredes, la renovamos en pisos e instalaciones, para que sea un espacio digno de un verdadero taller en Tlaquepaque, el cual está naciendo junto con el nombramiento del octavo Pueblo Mágico de Jalisco. Hace tres años, en una reunión, tuvimos la idea varios compañeros empresarios; se la llevamos al Ayuntamiento, y afortunadamente ya se cristalizó, por eso queremos que Nuestros Talleres sea parte de los atractivos turísticos de Tlaquepaque”, agregó don Luis del Hoyo.

 

IMPULSAN AL TALENTO LOCAL

Nuestros Talleres será también un escaparate para mostrar con orgullo el arte y el talento de Jalisco, ya que se solicitaron obras exclusivas por parte de artistas tlaquepaquenses. En el patio central de la casa resalta la bella fuente titulada “Rompope en San Pedro”, creada por el escultor Rodo Padilla en cerámica gres, a mano, en alto relieve, y en la que se observa a sus famosos personajes gorditos trabajando en una rompopería de Tlaquepaque. Esta faena le llevó a él y a su equipo de cinco personas dos meses y medio en su elaboración.

 

En el taller de esta bebida, por su parte, impacta el mural “Fabricando Rompope con mi Abuela Querida”, de 2×7 metros, hecho con azulejos pintados a mano por la artista Gabriela Cantú, que representa una cocina conventual en acción. Al igual que la fuente, esta creación se originó en exclusiva para el taller, basándose en la idea de Don Luis, y se llevó en total tres meses, de lunes a domingo.

 

Por otro lado, la pintora Irene García intervino con óleo la puerta de madera original de la casa, dando origen a la obra “Albedrío de mi Tierra”, donde una hermosa joven mexicana es rodeada por colibríes y aves de tonalidades brillantes, simbolizando la libertad de la mujer.

 

Esta puerta intervenida se exhibe en la tienda de souvenirs, donde las personas podrán adquirir más de seis centenas de dulces artesanales; rompope; cajeta de leche de vaca; dulce de leche tipo cajeta, con un toque de tequila de la región; salsa de cacahuate a base de chile de árbol y cacahuate; chocolate de mesa en tablilla o granulado; chocolate fino o bombón relleno, con sabores innovadores y tradicionales. Todos los productos de esta tienda serán artesanales, de ingredientes naturales y hechos con materias primas 100 por ciento mexicanas.

Es importante señalar, también, que el reloj verde, de doble carátula, de la fachada de Nuestros Talleres proviene de Relojes Centenario, de Zacatlán de las Manzanas, Puebla, fábrica de relojería monumental con 100 años de fundación y con relojes por todo el mundo. Construido de manera artesanal, el reloj está fundido en aluminio y posee una maquinaria con engranes de aluminio para minimizar el desgaste.

 

Además, en la entrada, recibe a los visitantes una figura más de Rodo Padilla: la escultura de un rompopero gordito, fabricado en bronce, sentado en una banca, listo para que se tomen fotos con él.

 

En cuanto a la inversión para Nuestros Talleres, se informó que provino de la reinversión de las utilidades de más de 20 años de Nuestros Dulces, que cuenta con dos tiendas en Tlaquepaque, por lo que los recursos que se generan en esta empresa jalisciense se mantienen en el municipio. De manera inmediata, Nuestros Talleres generará 12 empleos directos en total.

 

Nuestros Talleres está ubicado en Calle Reforma 39, Col. Centro, entre las calles Emilio Carranza y Herrera y Cairo, en San Pedro Tlaquepaque, Jalisco, México. CP. 45500. El horario de atención al público es de 10:00 a 16:00 horas, todos los días del año. La entrada es gratuita. Para atención a grupos escolares o empresariales y eventos, se sugiere reservar previamente al teléfono: (33) 3659-9528.

 

En el presidium se contó con la presencia del Lic. Vicente García Magaña, coordinador de Desarrollo Económico y Combate a la Desigualdad, del Ayuntamiento de San Pedro Tlaquepaque, Jalisco; Sr. Luis del Hoyo Sánchez Castellanos, fundador de Nuestros Dulces y Nuestros Talleres; la Sra. Connie González Rubio del Hoyo, fundadora de Nuestros Dulces y Nuestros Talleres; la Lic. Claudia María Lugo López, Administradora de Cajetas Lugo y Sayula Etiqueta Naranja, y la Chef Cristina Taylor Mata, chef ejecutivo de Cristina Taylor Chocolatería Artesanal.

 

NUESTROS TALLERES

Calle Reforma 39,

Col. Centro,

entre Emilio Carranza y Herrera y Cairo,

San Pedro Tlaquepaque, Jalisco, México.

  1. 45500.

Horario: Lunes a domingo, de 10:00 a 16:00 horas

Entrada: Gratuita

Teléfono: (33) 3659-9528

Atención a grupos y servicio para eventos: Previa cita.

Sitio web: www.nuestrosdulces.com

Redes sociales: Facebook: /Nuestros Talleres Tlaquepaque

 

 

ACERCA DE NUESTROS DULCES

En 1992, Luis del Hoyo y su esposa Connie González Rubio abrieron un pequeño negocio en Tlaquepaque, Jalisco, dedicado a la venta y fabricación de dulces como mazapán de almendra, de macadamia, de nuez, alfajor de coco, arrayán cristalizado, tolondrones y hasta rompope. Diez años después, decidieron ampliar su línea de productos nacionales, ahora con la bebida más emblemática de México: el tequila.

 

Hace 26 años, fueron los pioneros en la venta de dulces mexicanos en locales comerciales, ya que en la región estos sólo se conseguían en tianguis o mercados. Los propietarios del pequeño local de Nuestros Dulces, además de vender y fabricar algunos de ellos, comenzaron a recorrer el país para obtener una oferta representativa de México. Así, empezaron a ofrecer ate de Morelia, fresas de Irapuato, melcocha de Zacatecas, entre otros dulces típicos, originarios de casi todos los estados de la República, gracias a su lucha por rescatar este delicioso arte culinario de cada rincón del país.

 

Actualmente, tienen a la venta más de 600 variedades de dulces de pueblo, en su mayoría elaborados por familias que han conservado las recetas tradicionales, desde la cultura prehispánica y con una mezcla de las variantes adquiridas con la conquista española.

 

El gusto por el dulce se remonta en la infancia de Luis del Hoyo, luego de que su abuela de origen zacatecano dedicó su vida a la creación y producción de este delicioso producto, también con recetas que habían pasado de generación en generación. Él le ayudaba a hacerlos; a su abuela le encantaba crear nuevos dulces y los vendían a gente conocida de Jerez, Zacatecas, como el famoso rompope con nuez de macadamia, realizado de forma artesanal con la receta típica de la abuelita.

 

En sus dos tiendas, y ahora en Nuestros Talleres, cuentan con un extenso surtido: borrachitos con sabor a tequila, café, cognac, whisky, coco y rompope; cocadas, chocolate oaxaqueño, miel de abeja, inulina de agave, chongos zamoranos y de Mazamitla, flan de vainilla, glorias, alegrías, las famosas coyotas de Sonora, mermeladas artesanales, nuez garapiñada, “los pedos de monja”, jamoncillos de dulce de leche, piloncillo, mole de Oaxaca, salsas artesanales de xoconostle, chapulín, pasas, mango y ponche. A su vez, cuentan con productos mexicanos con denominación de origen como el café de Oaxaca y Veracruz; vainilla de Papantla, tequila e incluso dulces sin azúcar para diabéticos. Todos los productos que se ofrecen son hechos por manos mexicanas y su objetivo es seguir rescatando la tradición del dulce mexicano.

 

En 2002 comenzó la expansión. Al cambiarse a un local más amplio decidieron aumentar su oferta de tequilas. Nuestros Dulces recibió el récord Guinness por “Contar con la Variedad más Grande de Tequilas 100% de Agave Disponibles Comercialmente”, con 928 botellas. A la fecha cuenta con un stock de más de 1 mil 900 botellas para su venta.

 

Nuestros Dulces cuenta con dos sucursales: Juárez 154-A, esquina Matamoros, y Andador Independencia, en San Pedro Tlaquepaque. Su horario es de lunes a domingo, de 10:00 a 21:00 horas, todos los días del año. Sus teléfonos: (33) 3659-9528 y 3124-7187.

 

 

ACERCA DE CAJETAS LUGO Y SAYULA ETIQUETA NARANJA

Con una infancia dedicada al oficio y siendo el más grande de los varones de su familia, José de Jesús Lugo Cueto administra el negocio familiar hasta la edad de 26 años en que se casa y funda, en Sayula, Jalisco, su propia empresa llamada Cajetas Lugo y Sayula Etiqueta Naranja, en 1973.

Don José de Jesús forma parte de la tercera generación de la familia Lugo, que desde principios de 1900 se dedica a la elaboración de cajeta de leche en Sayula. Sus inicios fueron cuando tenía apenas 7 años, época en que comercializaba la cajeta en la estación del tren y adentro de los trenes; años después, cuando inicia su propia familia, el paso natural fue el de continuar con el oficio familiar.

Actualmente, don José de Jesús sigue al frente del negocio, y es acompañado en la Administración por Claudia María y José de Jesús Lugo López. Su empresa genera más de 95 empleos directos.

Como empresa, buscan promover y mantener vigentes los dulces relacionados con la historia en nuestro país, transmitir el orgullo de lo hecho a mano, demostrando que pueden convivir rentabilidad económica con sostenibilidad. Además, sus esfuerzos están enfocados en transmitir las tradiciones sayulenses.

La tienda matriz de Cajetas Lugo Etiqueta Naranja está localizada en Calle Ocampo 60 en Sayula, Jalisco. Cuenta con otra tienda en el Portal Morelos 23 y una fábrica en la Calle Alameda 116, en Sayula.

SU INCURSIÓN EN NUESTROS TALLERES:

En cuanto a la decisión de incursionar ahora en Tlaquepaque, José de Jesús Lugo López señaló que era el mejor lugar por su importancia turística, aunque reconoció que es un mercado nuevo para ellos, atendido de forma directa.

“Nos sentimos felices porque se abre una nueva etapa para nuestras marcas, es la primera vez que de forma directa estará una tienda fuera de nuestra localidad, Sayula, lo cual también beneficia a nuestro municipio al ser una ventana más para exponer nuestras tradiciones. Estamos en la parte en la que el reto será hacer sostenible el punto de exhibición, pero hacerlo de la mano de don Luis es garantía de que el objetivo de dar a conocer nuestras raíces y elevar a otro nivel la cajeta artesanal serán cumplidas”, mencionó.

En cuanto a la participación de los empresarios en la promoción turística, cultural y gastronómica de un destino, consideró que son la base, pues deben generar contenidos y sensaciones a través de experiencias que acerquen al visitante.

“Tlaquepaque es el mercado ideal para nuestra esencia como empresa y ahora, como Pueblo Mágico, es un compromiso por compartir y ofrecer productos y experiencias de alta calidad; se ajusta perfecto a nuestra ideología, todo en un marco de creatividad, respeto por las tradiciones y sobre todo dignificando las actividades y oficios”, agregó.

En Nuestros Talleres se podrá adquirir la cajeta de leche de vaca, el dulce de leche tipo cajeta con un toque de tequila de la región y la salsa de cacahuate a base de chile de árbol y cacahuate, marca Chahué.

En su taller, las personas serán partícipes del cocimiento de la cajeta, llenarán su propia cajita de madera, caramelizarán la capa de azúcar (proceso conocido como dorado), y podrán ser parte de una parte del armado del envase.

 

 

ACERCA DE CRISTINA TAYLOR CHOCOLATERÍA ARTESANAL

Nacida en Tlaquepaque, Cristina Taylor Mata no dudó en emprender su negocio en la localidad que también la vio crecer. Desde pequeñita tenía una pasión por la repostería, por lo que decidió estudiar la Licenciatura en Administración Internacional de Empresas Gastronómicas, Hoteleras y Turísticas, y viajar al extranjero para conocer diferentes sabores, técnicas y culturas. Fue en esa experiencia internacional donde reforzó su interés por el cacao y el chocolate mexicanos.

De regreso a México, Cristina estableció su empresa chocolatera junto con su hermana Analise Taylor Mata, en junio de 2013. Actualmente, generan cinco empleos y, al comprar el cacao, también apoyan a pequeñas cooperativas.

“Tlaquepaque es reconocido por sus artesanías, alfarerías y arquitectura, queremos que también sea reconocido en su parte gastronómica, en específico el chocolate”, comentó.

Cristina Taylor Chocolatería Artesanal está ubicada en Juárez 145-7, Col. Centro, Tlaquepaque, y la fábrica estará ubicada en Nuestros Talleres.

SU INCURSIÓN EN NUESTROS TALLERES:

Para la chef ejecutiva Cristina Taylor Mata, participar en Nuestros Talleres es una oportunidad única, donde los visitantes podrán conocer los diferentes procesos de los talleres como el rompope, la cajeta y os dulces mexicanos, y se podrá promover el cacao y el chocolate.

“Al poder inaugurar Nuestros Talleres siento una gran emoción por ver cristalizado un sueño, pero también siento una responsabilidad muy grande para poder darle el lugar que le corresponde a Nuestros Talleres y al cacao mexicano, que no se pierdan los procesos de nuestros antepasados. Además, creo que al ser nombrado ahora Pueblo Mágico es una gran oportunidad de todos los que vivimos, trabajamos y disfrutamos de este bello lugar”, dijo.

Su interés es que las nuevas generaciones le den la importancia al manejo tradicional del chocolate mexicano y, que al mismo tiempo, se promueva el chocolate contemporáneo, a partir de la creación de nuevos sabores.

Consideró, además, que la participación de los empresarios en la promoción turística de un destino es una gran responsabilidad, ya que es sumamente importante e indispensable que los empresarios se unan y trabajen en conjunto con el gobierno.

En Nuestros Talleres, los visitantes podrán conocer cómo se hace el chocolate de mesa desde la semilla del cacao, y la elaboración del bombón relleno; será una experiencia única donde se involucren todos nuestros sentidos.

 

En la tienda podrán encontrar chocolate de mesa en tablilla o granulado, donde se elaborarán sabores preestablecidos, pero también al gusto del cliente, con diferentes endulzantes y sabores 100 por ciento naturales; y chocolate fino o bombón relleno, con sabores tradicionales e innovadores como chai, piñón, nuez, sin azúcar, Stevia, Splenda, canela, naranja, chile, menta, entre otros.

 

Agarrate te da el Tiempo

Parcialmente nublado
Mañana 12/16 0%
Parcialmente nublado
Cielo parcialmente cubierto. Máxima de 27 C. Vientos del ENE y variable.
Parcialmente nublado
Lunes 12/17 0%
Parcialmente nublado
Cielo parcialmente cubierto. Máxima de 28 C. Vientos del N y variable.
Muy nublado
Martes 12/18 0%
Muy nublado
Cielo prácticamente cubierto. Máxima de 27 C. Vientos del O y variable.